Bosques

Humedales

Megaproyectos

Noticias

Boletines

   

Inicio

Bosques

Humedales

Megaproyectos

Noticias 

Boletines

Blog

 Vínculos

 
 

El 15 de junio de 2001 los presidentes de la región mesoamericana empezaron a impulsar el Plan Puebla Panamá (PPP).  Este proyecto supuso el primer contacto de muchos de los ciudadanos de la región con planes derivados del acelerado proceso de globalización que está sufriendo la economía mundial.  A partir de 2001 se han sucedido una serie de proyectos de gran envergadura que amenazan el ambiente de la región y a sus habitantes.  Estos son los llamados megaproyectos.

 

 

Mapa general de los proyectos del PPP en Mesoamérica

El turismo de masas,  la construcción de puertos de carga y  La generación de energía ponen en peligro muchos de los últimos ecosistemas naturales que aún quedan.  Sin una adecuada participación ciudadana en la toma de decisiones y una planificación inteligente de largo plazo, es seguro que estos megaproyectos van a suponer tarde o temprano la muerte de lugares únicos en el mundo por su diversidad de especies de flora y fauna.

 

 

Intereses estratégicos detrás del PPP  

 

Desde junio de 2001 el Plan Puebla Panamá ha sido presentado como una oportunidad para Mesoamérica.  El plan –aseguran sus impulsores– es un polo de progreso que va a acabar con la pobreza de la región.  Sin embargo, el modelo de desarrollo que impulsa no propone nada nuevo para conseguir este fin.  El grueso de la inversión proviene de préstamos otorgados por organismos financieros, lo que va a aumentar la deuda externa de los países de la región en varios miles de millones de dólares.  Endeudarse en la construcción de infraestructura parece una forma extraña de paliar necesidades urgentes como nutrición, salud, vivienda y educación.  Un análisis más profundo indica que detrás del plan hay fuertes intereses geoestratégicos que beneficiarán más a terceros que a los países de la región.

 

Ver documento (PDF 87 KB)       

La manipulación del término sostenibilidad

 

Algo que no aparece en la propaganda oficial del PPP son los impactos ambientales que va a provocar. En este proyecto se da, como en pocos, la manipulación del término sostenibilidad hasta límites insospechados. La propaganda habla del impulso al desarrollo sostenible de la región, pero uno de los problemas de fondo con esto es que hasta ahora la sostenibilidad no ha pasado de ser más que una ilusión; un discurso de algo que se debería alcanzar pero que aún no se sabe cómo. La manipulación del término sostenibilidad se da en dos vías. Por una parte, en el hecho de que el “desarrollo sostenible” del PPP se plantee exclusivamente en los lugares donde aún existen áreas naturales importantes, mientras que fuera de esos lugares se impulsa el desarrollo tradicional destructivo y contaminante. Por otra parte, en que todos los proyectos lleven irremediablemente a poner en uso los recursos que se encuentren en las áreas naturales de la región.  Los proyectos de infraestructura, turismo y generación de energía suponen fuertes impactos ambientales y sociales.  Pulsa aquí (PDF 27 KB) para tener una visión general de ellos.

 

Turismo de masas que amenaza los últimos reductos de selva  

 

El Proyecto Mundo Maya (PMM) inició en 1998 con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que realizó un primer desembolso de 1.9 millones dólares que sirvió para crear el diseño de una unidad de preparación de proyectos adscrita a la Organización Mundo Maya.  Según la concepción del PMM se pretende “contribuir con el desarrollo social y económico sostenible de la Región Mundo Maya”, que incluye Chiapas, Tabasco, Yucatán, Campeche y Quintana Roo en México, Guatemala, el Salvador, Honduras y Belice, con un territorio aproximado de 500 000 Km˛.  La lógica del PMM plantea un circuito global, que abarca toda la región del proyecto, dividido subcircuitos específicos para cada país.  En Guatemala se inició con dos circuitos, uno en Yaxhá-Nakum-Naranjo y otro en el triangulo Tikal- Uaxactún- El Zotz.  Pulsa en el vínculo  para consultar más sobre el Proyecto Mundo Maya (PDF 97KB).  Posteriormente se han ido añadiendo iniciativas, y en este momento la Secretaría Ejecutiva de la Presidencia impulsa un proyecto llamado de Desarrollo Sostenible de la Reserva de la Biosfera Maya, que ha incluido el sitio arqueológico el Mirador.  Puedes consultar aquí  la polémica en la que se ha visto envuelto el proyecto del Mirador (PDF 647 KB).

 

 

Montaje de represa sobre el Río Usumacinta

Represas, los hijos no reconocidos del Plan Puebla Panamá

 

Desde que salieron a la luz las primeras voces críticas, los planes más conflictivos han ido desapareciendo de la cartera de proyectos del PPP. Lo que ha sucedido con las presas hidroeléctricas sobre el Río Usumacinta muestra cómo ha ido desarrollándose esta tendencia. En los primeros documentos preparados por el gobierno de México sobre el PPP, la construcción de represas en el Usumacinta era uno de los pilares sobre los que se sustentaba el desarrollo energético del sur-sureste del país. Sin embargo, ante la preocupación de muchos sectores de la sociedad tanto guatemalteca como mexicana portavoces del Gobierno de Guatemala y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han negado que los proyectos de infraestructura del Plan Puebla Panamá contemplen la construcción de presas hidroeléctricas.  No obstante,  estos   planes   existen  y   ni  el  BID  ni  los  gobiernos

mesoamericanos están dispuestos a admitir la paternidad de proyectos como los hidroeléctricos, que son consecuencia de la lógica del desarrollo que impulsan a través del PPP.    Leer más (PDF 142 KB)

                                                                                                               

 

inicio

 

 

© Trópico Verde 2006.  La reproducción del contenido de este sitio con fines no comerciales está permitida citando la fuente, incluida la dirección de este sitio web.  Para reproducción con fines comerciales se requiere la autorización previa por escrito de Trópico Verde.

 

 

Site Meter